Por María José Lubertino 

En el marco del aborto no punible que finalmente se le practicó de forma exitosa a la niña que había sido violada en Moreno, luego de que las autoridades del hospital y el gobierno de la Provincia de Buenos Aires dilataran la práctica, la Dra. María José Lubertino aseguró que “estamos tranquilas porque la niña pudo finalmente decidir sobre su propio cuerpo e interrumpir el embarazo”.

En este sentido, María José Lubertino, Secretaria de Acción Política de la Mesa Nacional del Frente Grande reveló que “la interrupción se hizo de manera privada, gracias al movimiento de mujeres, al movimiento feminista, y se completó en un hospital, guardando su privacidad y su intimidad, como debió haberse hecho la interrupción legal, voluntaria, con consentimiento informado y en el marco de lo que dispone la ley vigente y el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que para los casos de riesgo para la vida, la salud o violación, no establece ningún otro requisito que el consentimiento informado”.

Asimismo, Lubertino aseguró que, “lamentamos muchísimo que el gobierno de la Provincia de Buenos Aires, el ministro de Salud y la directora del hospital no hayan cumplido con su responsabilidad legal de proveer este servicio, más allá de cualquier tipo de objeción de conciencia”.
Finalmente, indicó que “el Movimiento de Mujeres, la Campaña por el Derecho al Aborto Seguro, Legal y Gratuito proveerán de la asistencia legal y jurídica a la familia, a la madre, para llevar adelante las acciones penales que correspondan, en relación a toda la cadena de responsables de esta violencia institucional, del incumplimiento de deberes de funcionario público, en la dilación y que obstaculizó la práctica del aborto no punible”.

De esta manera, la Dra. María José Lubertino volvió a manifestarse es su lucha a favor de la igualdad de derechos y, en este caso, uno esencial como lo es la posibilidad de las mujeres de decidir sobre su propio cuerpo.